Muchos de nosotros decimos que no nos vendemos por cosas insignificantes en la vida. Si embargo, creo que es una mentira pues todos tenemos un precio, unos más altos que otros, y es algo que pasa muy seguido en cualquier parte del mundo. Con las chicas (os) que venden su cuerpo por ganarse la vida de una manera más “fácil”.

Aun siendo lo mas normal hoy en día, las casas de citas, las web-cam, los streapters… en fin estas fantásticas actividades diurnas y nocturnas. En algún momento hemos hecho cualquiera de estas actividades, por aquello de experimentar, o al menos, hemos interactuado con este tipo de personas. Pero de aquellas mujeres que he escuchado “nunca me venderé en esto tan bajo“, han sido castigadas por su propia boca y hoy en día han dejado la universidad, han perdido la confianza de sus familias por estar en estas actividades que no es para todo el mundo.

Pero quién no ha gozado con una hermosa mujer un rato de pasión, por algo que de pronto tu pareja no te hace. Porque se cree que “ella” no llegaría hasta ese punto. Quién no ha tenido una gran aventura con una chica que te haga un streaptease, o ha asistido a una fiesta de amigos donde se tenga sexo en grupo. Estas pueden llegar a ser las mejores etapas de la vida. Solo, con amigos e incluso con tu pareja, lo que hoy en día se les llama pareja Swinger. Aunque algunos pocos han corrido con suerte de tener parejas que se les miden a cualquier tipo de reto, riesgo, por lo cual no han tenido necesidad de estar con alguien así.

Solo ayer me pasaba que iba a hacer deporte y una chica, creo que con 17 años, me decía “chico regalame 7 dolares y hacemos el amor”, ¿cuál es el precio de las jovencitas que tienen más necesidad que otras?. Hay chicas de 800 dolares en adelante; otras que solo pasan por los 200 dolares y así van bajando, hasta que encuentras a las chicas populares de los 15 dolares por estar con usted dos veces. ¿Será que esas chicas no se valoran, no buscan un mejor futuro para su vida?, aquellas que se mandan unos cuerpasos exuberantes y saben que eso las pueden sacar de la miseria, son las que al fin y al cabo pueden cobrar más.

Lo único seguro, es que todos tenemos un precio, y cuando se habla de cantidades, la dignidad pasa a ser un segundo plano. Por obtener mejores comodidades en la casa, o comprar todo lo que se a soñado. La sociedad cada vez va teniendo más mujeres en este medio y las parejas empiezan a tener pleitos, discusiones por este nuevo trabajo que a muchas les parece lo mejor del mundo.

Creo que lo mejor es valorar a la mujer que tenemos al lado, respetémosla, démosles su espacio, entendámosla, seamos cariñosos, brindemosle todo el afecto, para que nunca tenga que recurrir a este tipo de trabajo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s